Como tratar con la basura del pasado

como tratar con la basura de nuestro pasado

Cuando Cristo nos encontró nos halló en un basurero. Dolidos por un saldo de moretones de erradas decisiones; derrotados en las cenizas de sueños inverosímiles que se convirtieron en pesadillas; victimizados por vicios ajenos que recayeron sobre nosotros; desorientados por disfuncionalidades de nuestra formación que nos hicieron presos de hábitos casi inescapables; arrumbados por fracasos de oportunidades que se dan una sola vez y que, como los cometas, no vuelven en muchos años; descuadrados por obsesiones que atrofiaron nuestro sistema emocional. En suma, éramos basura, en un mundo de basura.

Aquél que con su poder saca la luz de las tinieblas nos regeneró, recogió la basura caótica,  y con su aliento, plasmó piezas preciadas de su gracia. Nos renovó por completo; somos nuevas criaturas, con una nueva naturaleza, y una nueva vida.  Todavía quedan vestigios del pasado como en toda renovación. Lo nuevo ha sido activado pero lo viejo no ha sido desechado completamente. Nos movemos entre dos influencias: la gracia del Espíritu Santo y la corrupción fantasmal del viejo hombre que se empeña en tropezarnos (cuando no en arrastrarnos al pasado).

Tu avance y el mío depende de cómo procesamos nuestro pasado vil. Algunos cristianos almacenan la basura del pasado. Son pepenadores en búsqueda de cosas con las cuales alimentarse o desechar de su pasado. Se la pasan desglosando los “por qués” del pasado, recorriendo toda nostalgia de lo que fueron que los hunde en depresión. No avanzan pues todavía se encuentran llorando en la tumba de su viejo hombre.

Otros destruyen la basura del pasado. Todo lo vivido, según ellos, merece depositarse en el cesto del olvido, es inservible: un estorbo en la jornada rumbo a la gloria. Entonan con tono triunfal la canción cristiana: mirarte solo a ti Señor y no mirar atrás. Indudablemente su orientación es correcta, pero su experiencia es parcial.

Todo cristiano debe entender que la fe no solo debe ser el prisma a través del cual se mira hacia el futuro, sino también hacia el pasado. ¡Sí, absolutamente!, hay que mirar al pasado con fe. ¿Fe? ¿Fe en qué? Fe en el Dios soberano. Dios es Dios tanto del futuro como lo es del presente y lo fue del pasado. Y no solo de nuestro pasado limpio, asimismo del pecaminoso. El salmista afirma contundentemente la soberanía de Dios sobre el mal al decir: “aun la ira del hombre te alabará” (Salmos 76:10). Es decir, aún las más siniestras obras del hombre tienen un inevitable desenlace: glorificar a Dios. El peor crimen de la historia perpetrado al asesinar brutalmente al hijo de Dios, redundó en la exaltación de la gloria de Su amor y en el mayor de los bienes: la salvación de los hombres.

¡Increíble pero cierto! Dios orquestó cada paso de tu vida incluyendo los pecados en los que participaste y las heridas que cosechaste. Por supuesto, Dios nunca te tentó al mal, pero siempre reguló tu participación con el objetivo de su gloria futura. Sansón sirve como perfecta ilustración. Su nacimiento fue anunciado con privilegio divino, más su vida resultó una calamidad moral que amargó la vida de sus padres. Para Dios no fue una tragedia, sino una estrategia para que Sansón terminase en el centro del templo de Dagón causando el Septiembre 11 de los Filisteos.

El gran arquitecto del universo acostumbra erigir edificios de gracia sobre la ruinas y cenizas de nuestro pasado. Dios no almacena, o destruye nuestra basura, sino que la recicla para producir instrumentos óptimos para uso en un mundo estropeado por el pecado. Cristiano, tu pasado no fue un accidente del destino, aun lo peor que viviste será utilizado por Dios para edificar a la iglesia si tú dispones tu vida para ser un instrumento de Su gracia.

Si tu pasado es algo que te enreda, te recomendamos la colección “Consejería para vivir sin cargas“, descontada 30% sólo durante unos días. Encontrarás en ella un acervo de consejos para superar los retos y desafíos de tu vida cristiana, incluyendo tu pasado.

Seminario: ¿Necesidad, o tradición?

Seminario: ¿Necesidad, o tradición?

Una de las desobediencias más sutiles de la iglesia es la obediencia parcial a las Escrituras. Se practica cuando se realiza un estudio selectivo de la Biblia mientras se ignora la recomendación apostólica de “predicar todo el consejo de Dios” (Hech. 20:27). Es malo hablar acerca de lo que la Biblia calla, pero igualmente es dañino callar acerca de lo que la Biblia habla.

Uno de los temas en los que se ha reducido el contenido de las Escrituras, es el de desarrollo de líderes y pastores. La Biblia se utiliza como libro de texto, pero no como manual de metodología. Se utiliza para la instrucción, pero no para instruir acerca de cómo se debe instruir. Contadas son las veces cuando el método del desarrollo de líderes fue extraído de las páginas del Nuevo Testamento.

El reflejo natural de muchas denominaciones es delegar la educación de los líderes al seminario. Esta institución se ha convertido en una tradición incuestionable y ha definido el género de pastores al frente de incontables iglesias y a través de muchas denominaciones.

Las institución del seminario brota de los anales de la historia, no del canon de la Biblia. Aun con el poderoso buscador de Logos no se encuentra el término “seminario” en la Biblia, o  aún una alusión indirecta. El concepto comenzó durante la Reforma, cuando la universidad era una de las entidades que se utilizaban para enseñanza doctrinal -como en el caso de Lutero que estudiaba en la universidad de Wittenberg. Muchas iglesias se apoyaron en esta institución como el seno oficial de la instrucción ministerial.

Con el paso de los siglos, la iglesia se separó del estado, pero no del seminario. De hecho, la posibilidad de tener el rubro de la acreditación ante el departamento de educación en diversas naciones, le agregó prestigio ante la sociedad, y reconocimiento delante de la iglesia.

Lamentablemente la ventaja de la acreditación causó desventajas pedagógicas. La acreditación valora -y el seminario por ende- el desarrollo intelectual, no la maduración de la persona. En el seminario el líder se mide por el resultado de sus exámenes, no por su crecimiento espiritual y beneficio a la iglesia. Los encargados de evaluar al estudiante son del personal administrativo basados en el cumplimiento de los requisitos académicos únicamente, en tanto que en la iglesia, el Pastor y la congregación evalúan a los candidatos ministeriales conforme a su talla espiritual. Con todo, del seminario han egresado pastores que lograron adaptarse a la iglesia, pero también han habido muchos mal-partos ministeriales de aquellos que no se formaron adecuadamente y terminan en el campo laboral y no en la iglesia.

La iglesia apostólica utilizaba un modelo diferente. No era la de una incubadora sino la de una matriz. Es decir, no incubaba a los líderes en desarrollo en una institución alejada de la iglesia, los gestaba y desarrollaba por dentro, así como Pablo desarrolló a Timoteo. El beneficio de este método es tan obvio como ignorado por las instituciones. Permite que el candidato al pastorado se temple dentro de las milicias ministeriales y no enterrados en un libro en una remota biblioteca con aire acondicionado ajena a la realidad ministerial.

No falta quien alegue que vivimos en una época diferente. Que las disciplinas que el pastor de hoy debe conocer para evitar la irrelevancia son demasiado complejas y no se dan a basto en un mentor por más bueno que este sea. Esta visión -o esta miopía- supone que las enseñanzas de Cristo se fundamentan en la relevancia que surtieron a la cultura neotestamentaria; pero que tan pronto cambia la época, caducan las enseñanzas, y deben de re-editarse por los eruditos contemporáneos. La verdad es que las enseñanzas de las Escrituras pueden ser adaptadas, pero no reemplazadas.

Sin duda, los pastores de la actualidad requieren entrenamiento en muchos ángulos de conocimiento que sobrepasan las capacidades intelectuales del pastor promedio. No obstante, hoy día se cuentan con muchos recursos que pueden asistir a la iglesia en su misión en trasladar la educación del seminario de vuelta a la iglesia.

En Logos tenemos uno de los más efectivos. Se llama la Educación Móvil. Con este recurso el pastor junto con sus líderes pueden cursar el equivalente a un semestre de clase sobre un tema, en la comodidad de su computadora o dispositivo móvil. Los cursos le dan acceso a todo líder a sentarse a los pies de maestros con reconocimiento académico internacional.

La finalidad de la Educación Móvil, es potenciar al pastor a desarrollar a sus ancianos y líderes dentro del contexto eclesial, con materiales de primera calidad. De esta manera podrán cultivarse académicamente sin desatender su desarrollo espiritual y ministerial dentro de las filas de la iglesia. Mira una muestra del primer curso disponible ya para reservar en pre-publicación:

 

Organice su preparación de sermones con esta sencilla herramienta

mpblog-organize

Si usted es un pastor, ya sabe que para evitar esas abrumadoras sesiones de sábados por la noche requiere de planificación y trabajo por adelantado, pero si usted es como algunos de los pastores que aconsejo, puede ser difícil mantenerse organizado. Afortunadamente Logos cuenta con una gran herramienta adecuada para ayudarle a organizar sus notas e investigaciones, e incluso puede ayudarle a establecer un calendario de predicaciones para el año. En este post voy a mostrarle cómo organizar su trabajo en carpetas utilizando la herramienta de Favoritos.

En primer lugar, vamos a echar un vistazo a cómo crear carpetas contenidas dentro de otras en Favoritos:

  • Seleccione Herramientas | Favoritos lo cual abre el “archivador electrónico” (A)
  • Haga clic en Carpeta Nueva en el panel Favoritos (B)
  • Nombre a la carpeta Sermones 2016 (C)

Favoritos1

  • Pulse la tecla Enter para guardar el nombre
  • Haga clic en Carpeta nueva otra vez (D)
  • Nombre a la carpeta Enero (E)

Favoritos2

  • Pulse la tecla Enter para guardar el nombre
  • Arrastre la carpeta de Enero sobre la carpeta de Sermones, creando de este modo una carpeta dentro de otra carpeta (F)

Favoritos3

  • Haga clic en Carpeta nueva otra vez (G)
  • Nombre a la carpeta Sermón 1 (H)

Favoritos 4

  • Arrastre la carpeta Sermón 1 soltándola encima de la carpeta de Enero creando de esta manera tres capas de carpetas (I)

Favoritos5

  • Repita los pasos anteriores para los meses del año y semanas en el mes que resulta en un calendario la predicación   (J)

Favoritos6

A continuación, vamos a añadir un documento de notas y un recurso a la carpeta

  • Elija Documentos | Notas
  • Nombre a su nueva nota Sermón 1 de Enero o bien con el nombre o tema del sermón (K)

Favoritos7

  • Pulse la tecla Enter para guardar el nombre
  • Arrastre el documento de Notas y colóquela sobre de la carpeta de Enero | Sermón 1 en Favoritos (L)

Favoritos8

  • En un nuevo panel, abra un recurso, una Guía de pasaje, Búsqueda, Enciclopedia Bíblica, etc., para guardar y localizar alguna información específica para el  Sermón 1 de Enero (M)
  • Arrastre el panel abierto y colóquelo sobre la carpeta  Sermón 1 de enero (N)

favoritos9

Favoritos10

Como se puede ver, a medida que crea archivos de notas, y realiza investigaciones para cada mensaje, puede simplemente arrastrar los paneles y soltarlos en la carpeta apropiada dentro de favoritos para crear un enlace permanente que le lleve de vuelta a ese panel específico. De esta forma todas sus notas y los recursos que ha utilizado están convenientemente organizados, y usted podrá trabajar mejor, pero no más de lo necesario.

Cuando tenga que volver a un archivo de notas o de algún recurso en sus Favoritos:

  • Seleccione Herramientas | Favoritos
  • Haga clic en una carpeta para expandirla (O)
  • Haga clic en uno de los favoritos  para volver exactamente  al recurso deseado (P)

Favoritos11

Adicionalmente para crear un calendario de predicación, intente crear carpetas para los libros de la Biblia o de Temas (Matrimonio, Finanzas, Misiones, etc.) y luego colóquelas dentro de las carpetas correspondientes para una futura referencia.

También hay que tener en cuenta que todos los Favoritos se guardan automáticamente en los servidores de Faithlife y se sincronizan con sus otros dispositivos!

Esta es una adaptación al Español del post de Morris Proctor, entrenador certificado y autorizado para Logos Bible Software. Morris ha entrenado a miles de usuarios de Logos en sus seminarios de dos días y proporciona muchos materiales de capacitación (en Inglés).

Fracasos paternales

Todo aquel que se une a Cristo recibe doble bendición. Con la salvación de su alma recibe un instructivo divinamente inspirado para ser un creyente fiel y además, un Padre de familia modelo. La Biblia rebosa en sabiduría familiar efectiva para desenredar los nudos ciegos creados por los pecados de nuestra vida pasada y bordar con los principios de las Escrituras una familia que llame la atención del mundo.

Con todo, la tarea no es fácil. Ser un padre modelo es un llamado para todos, deseado por muchos, pero logrado por pocos. La Biblia no oculta esta realidad. Entre sus protagonistas existe abundancia de modelos espirituales pero carestía de modelos paternales. Paradójicamente dentro de los primeros se encuentran patentes fracasos que parecieran corresponder más a la suerte de hombres rebeldes o paganos que al destino de los hombres de fe.

Consideremos varios casos comenzando por Aarón. Investido con el prestigioso oficio de sumo sacerdote, estimado como patriarca sacerdotal de la orden de los Levitas. No obstante fue protagonista de un trágico fracaso paternal: dos de sus hijos fueron fulminados por ofrecer “fuego extraño” delante de Dios. La sacrosanta unción sacerdotal no fue suficiente para contrarrestar los efectos nocivos de su mal ejemplo. Aaron no fue cómplice directo del fuego extraño ofrecidos por sus hijos pero si fue contributor indirecto de la tragedia. El “fuego extraño” era un derivado del “ídolo extraño” que ofreció Aarón a Israel en la forma de el becerro de oro, una sacrílega improvisación para darle más colorido a la adoración.

Pasemos a Samuel el prófeta. Desde su niñez fue caracterizada por cautelosa obediencia. No dejaba caer palabra de Dios al suelo. Figura como uno de los ilustres ejemplares en la rotonda de los héroes de la fe de Hebreos 11. Su currículum no termina ahí. Sostuvo una experiencia ministerial que abarcó aproximadamente 80 años; fue un personaje mayúsculo en la historia de Israel; un protagonista de los momentos más trascendentes de la época. Con todo, sus hijos son denunciados como pervertidores de la justicia y utilizados por el pueblo para justificar el capricho de pedir un rey “como el resto de las naciones”. Nuevamente, la suma de sus privilegios no fue suficiente para desechar el estilo paternal que heredera de Elí y que Dios juzgó severamente para escarmiento público.

Consideremos al rey David el “dulce salmista de Israel”.  En su recinto fue el autor inspirado de más de 80 salmos que han alentado la fe a millones de creyentes. En la vida pública irradiaba una vitalidad espiritual que le mereció reconocimiento de: un hombre conforme al corazón de Dios; en el campo de batalla fue el guerrero de fe quien derrotó a los enemigos enemigos más temibles de Dios. Su talón de aquiles se encontró en su vida familiar. Varios episodios de la vida de sus hijos en la Biblia valdrían como guión de comedia melodramática. Su hijo Amnón violó a su media hermana; Absalón cometió homicidio premeditado y montó un colosal atentado en contra de su Padre; Adonías tramó usurpar el trono de su padre. En esto las Escrituras no callan en neutralidad sino que incluyen notas editoriales que lo acusan como un padre que: “nunca le había entristecido en todos sus días con decirle: ¿Por qué haces así?”.

Pudiéramos pensar que las cosas cambiarán con el rey Salomón. Un hombre super dotado de sabiduría. Autor de decenas de proverbios, dirigidos precisamente a los Padres para la impartir una sabia crianza y a los hijos aprender la sensatez. El colmo de esto fue que tuvo por descendiente a un hijo de ejemplar insensatez para reemplazarlo en el trono. En su primer acto real Roboam se desliga de los maestros, los consejeros de su Padre y se rodea de sus amigos, una pandilla de juniorcrats inexpertos cuyos consejos fracturaron la unidad del pueblo de Dios irremediablemente.

Así aprendemos una paradoja difícil de entender pero innegable. Que ni el rango ministerial, ni la gran talla de fe, ni la devoción por el Señor o la gran sabiduría son garantía de hijos ejemplares ni póliza en contra de infortunios familiares. Más si producen la ilusión de que dichas cualidades ameritan una bendición de Dios para reparar lo que nosotros estropeamos.

Una familia bien criada pues no es un efecto secundario de nuestras virtudes espirituales. Surge de un esfuerzo deliberado de crianza, de pleno uso de las facultades, alimentado por principios, mandamientos y ejemplos de la Biblia e implementado con ferviente oración para contar con la bendición de Dios. Pues si Jehová no edificare la casa en vano trabajan los que la edifican (Sal. 127.1).

Cave una advertencia. Esta no es una fórmula de resultados infalibles. Adán y Eva fueron unos “santos inocentes” -de nacimiento- tuvieron por padre a la esencia de la santidad y ¡se revelaron pese a ser santos! Pero si es una fórmula ordinaria de bendición. El Dios de la gracia soberana actúa a través de medios y el principal medio para la familia es la la crianza de los Padres.

Al igual que el cultivo de las plantas que requieren una ambiente adecuado para que los nutrientes sean efectivos, la crianza eficaz depende tanto de principios bíblicos específicos como de una atmósfera espiritual óptima para su supervivencia. Cuatro emisiones vitales de esta atmósfera son: la presencia, el ejemplo, la autoridad y el pastoreo. Elementos sin los cuales la crianza se marchita.

Presencia

No dejamos de ser Padres cuando los hijos salen de casa. No están ya bajo nuestro techo pero continúan bajo nuestra influencia. Cuando niños sus vidas tienen una órbita muy apegada a nosotros, la influencia paternal es más fuerte durante esta etapa. Cuando pasan a ser adultos se atenúa pero seguimos siendo el foco de su órbita, nuestra influencia no cesa ni aún tras la muerte, nuestra memoria es el eco de nuestra presencia que jamás puede enmudecer.

Es por esto que La ausencia de un Padre es trastornador y produce una multitud de trastornados. La lista de criminales, sociópatas, esquizofrénicos, adolescentes anoréxicos e hiperactivos de acuerdo a muchos psicólogos, es atribuida a la ausencia del Padre por abandono o más sutilmente por padres que viven como exiliados en su propio hogar.

Así tenemos al trabajólico. Hombre cumplido, que no falta en traer pan a casa, pero que su llegada se asemeja a un pit stop para reabastecer y arrancar nuevamente a su trabajo dejando solo por detrás las marcas de su partida.

Otra versión es el delegador. A diferencia del anterior, cuando se pasa lista en casa se reporta “presente”, pero cuando se trata de la interacción con sus hijos brilla por su ausencia. Como si fuera un soltero, en cuanto llega a casa delega a su esposa la responsabilidad de ser su niñera agregando horas de trabajo. Ya libre, puede embeberse en sus pasatiempos predilectos. Su estilo de vida es similar a la de la nobleza inglesa protagonizada en la serie “Orgullo y prejuicio” donde el padre de familia en cuanto termina de comer, se retira a su biblioteca pidiendo no ser interrumpido. Esta presente con su familia, por representación meramente.

La tercera versión es más sutil. Es la de aquel padre se encuentra físicamente presente pero psicológicamente desconectado. Se relaciona con sus hijos en sus términos. Toca con sus hijos los temas de su interés, participa en actividades de su preferencia. Presta atención cuando se identifica con el tema de conversación. El único acceso para sus hijos es cruzar al mundo de su Padre y dejar el mundo de ellos atrás, una segura formula de fragmentación psicológica.

El llamado bíblico a todo padre corresponde al anhelo divino de establecer una extrema intimidad con aquellos a quienes salva. Cuando Dios nos rescata del infierno no nos transporta a la puerta de entrada a su reino como invitados por obligación, sino que comienza un recorrido a su intimidad. Nos adopta como hijos, nos otorga acceso al antes inaccesible recinto de su santísima presencia, despoja al cielo de todo lenguaje protocolario y nos insta a llamarle ‘Abba padre’, papito. Es necesario que aprendamos que el la íntima y recíproca apertura entre padres e hijos no es una cuestión para mujeres, es también para los varones. En contra de las percepciones culturales, no nos hace menos hombres, nos hace más como Dios.

Ejemplo

Dios ha dado a los hijos el sexto sentido de imitar el ejemplo de su Padre. Un instinto inescapable, una impelencia intrínseca, un hábito inconsciente y subconsciente. Esta realidad se encuentra implícita en las Escrituras. En Romanos capítulo cuatro Abraham se perfila como un Padre de la fe y por ende, se convoca a los creyentes a seguir sus pisadas.

El ejemplo no conoce inercia, mueve hacia el bien o hacia el mal. El mal ejemplo no pasa inadvertido aun cuando es envuelto con virtudes positivas. Abraham experimentó este fenomeno claramente. La vitalidad de su fe no pudo prevenir que sus descendientes fueran contagiados con el virus de sus mentiras (Gen. 12:13). Isaac resultó ser un copión de las mentiras de su Padre (Gen. 26:6). Jacobo escaló el asunto de delito menor a mayor engañando profana y deslealmente a su propio padre para arrebatar su bendición.

“De tal palo tal astilla”, el refrán no se halla en las Escrituras pero si es escritural. La presencia de un padre en la vida de sus hijos puede tornarse de un beneficio a un maleficio si su ejemplo es malo. Lord Chesterton bien lo dijo: “Con la clase de padres que existen hoy día, no siempre es un infortunio ser huérfano”

Los ojos de nuestros hijos captan más que sus oídos. De nada sirve ser elocuente en palabra cuando se es deficiente en el ejemplo. No tenemos la opción de configurar el tablero de preferencias del alma de nuestros hijos y desmarcar: seguir las palabras de tu Padre, y marcar: ignorar su ejemplo. Así como las películas, la vida de nuestros hijos siempre llevará escrito: “basada en un hecho real”.

Autoridad

Incluyo este principio con espíritu de cautela y con un llamado a la precaución al considerar que el padre hispano peca más de autoridad excesiva que omitida. No obstante la máxima igualmente establece que el abuso no anula el uso. Preferible es entrenar el ejercicio de la autoridad que eliminarla.

La Escrituras no son titubeantes al atribuir la autoridad a los padres. En Israel la autoridad paternal connota aspectos civiles. La ley demandaba que los Padres de jóvenes incorregibles trajeran al rebelde delante de los ancianos y el pueblo para ser apedreado: autoridad mayúscula sin lugar a dudas. Como creyentes neotestamentarios la autoridad solo se extiende al ámbito doméstico y debe ser ejercida e impartida con una paradójica combinación de firmeza y docilidad y así “mantener a los hijos en sumisión con toda honestidad”.

A medida que nuestros hijos crecen la voz de nuestra autoridad debe transformarse de mando a sabia sugerencia, cuando no a silencio. Modificamos el cultivo de sus personas por el cultivo de una amistad duradera, sin dejar así que nuestra autoridad se disuelva del todo. El sacerdote Elí pagó muy caro por removerse la placa de autoridad para con sus hijos mayores. Sus irrisorias palmaditas de corrección para Ofni y Fineas le acarrearon el fulminante juicio de Dios. El mismo rey David, ferrio como guerrero en el campo de batalla, fue cobarde como padre en casa para algunos de sus hijos. Comenzó como aquél que podía confrontar a sus diez mil, pero terminó como aquel que no se atrevió a entristecer a su hijo quien consecuentemente intentó arrebatarle el trono (1 Reyes 1:6).

Evitemos criar a nuestros hijos con el abuso o el desuso de autoridad. La autoridad paternal no es asunto de cultura sino de investidura divina. Dios nos ha delegado su ejercicio para la edificación y no para la destrucción de ellos.

Pastoreo

No todo padre es llamado a ser pastor, no obstante la interacción pastor-oveja tiene características semejantes a las de Padre e hijos. De hecho la Escritura asume que el pastor no podrá desempeñar efectivamente su llamado en las ligas mayores de la iglesia sin antes haber ejercido correctamente su llamado paternal en las ligas menores domésticas. Ambos son llamados a guiar a los suyos no solo en grupo sino con atención individual.

Además de nuestra presencia, ejemplo y autoridad somos llamados a cultivar la vida de nuestros hijos, a instruir sus mentes, a moldear sus corazones y a entrenar su voluntad a amoldarse y ser moldeada por la palabra de Dios.

Aquel padre cuya meta se limita a la obediencia externa de sus hijos podría estar sembrando un atractivo fracaso. Padres que se esmeran únicamente porque sus hijos saluden bien, sean corteses, eviten correr en los pasillos de la iglesia y meterse en pleitos con los demás. Con el tiempo desarrollan jóvenes amaestrados pero no convertidos. Jóvenes motivados a la práctica de modales cristianos por la atención positiva y la lluvia de halagos que reciben en la iglesia. La carencia del cultivo interno del corazón finalmente se revela cuando salen de casa a la universidad, abandonan el capullo de la moralidad externa y manifiestan una afinidad por una vida netamente secular cuando no profana. Por la falta de crianza en el hombre interior con el tiempo sus nombres terminan tachados de la lista de asistencia a la iglesia.

El Padre responsable es aquel que ha entendido el axioma inquebrantable para la crianza completa: cultivar la vida de sus hijos de adentro hacia afuera. Comienza por la instrucción de la mente. Su temario no termina con la invitación del evangelio a recibir a Jesús para que desde ahí Dios se encargue del resto. Su misión es inculcar la mente de sus hijos con una cosmología bíblica, con el sistema de verdad completo. Al igual que Salomón se le oye mucho decir: “hijo mío” exponiendo y aplicando las verdades, y promesas de las Escrituras a cada situación de la vida de ellos.

La instrucción comienza por la mente pero no termina ahí. Bien dijo el apologista Ravi Zacarías: “El trayecto más largo de la verdad es que baje de la mente al corazón”. Recordemos que el problema de nuestros hijos no es primeramente la ignorancia sino la dureza de corazón. El cultivo del corazón requiere la aplicación de la verdad a los móviles, a las actitudes para lograr una obediencia a la Palabra que brota del interior. He aquí la más difíciles de las tareas: enseñar a nuestros hijos a conocer y tratar con su corazón. Enseñarles a asirse de la Palabra y depender del Espíritu Santo. ¿Qué tan efectivamente se puede tratar con un corazón engañoso teniendo un corazón engañado? Solo con la iluminación de la Palabra puede disipar las tinieblas del corazón y solo el poder del Espíritu puede contrarrestar su engaño y corrupción.

Por último está el entrenamiento de la voluntad. Jesús dijo: “Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis si las hiciereis” Juan 13:21. De poco sirve que nuestros hijos puedan regurgitar cada punto de nuestra doctrina si no la practican. De nada sirve la ortodoxia sin la  orto-práctica. El examen de Cristo no es uno escrito, ni oral, sino vivo, plasmado en el existir cotidiano. Para esto es necesario entrenar a nuestros hijos a rendir actos de voluntad que manifiestan obediencia para que su caminar iguale su hablar.

La crianza nutrida por estos cuatro principios: presencia, ejemplo, autoridad y pastoreo no puede efectuarse en un pasatiempo ni aun califica como trabajo de medio tiempo. Requiere una firme convicción y la férrea decisión de que después de Dios nuestra familia será lo que más valoremos y en donde más invertiremos. Debemos desmentir la ilusión de que con solo ser sabios, piadosos y dedicados a nuestro ministerio nuestros hijos resultarán bien de paso, como efecto secundario o por buena suerte del destino. Es cierto que Dios es una Dios soberano, pero también es un Dios que en su soberanía utiliza medios. Y en el caso de nuestros hijos, los Padres son el canal principal de bendición para con ellos. Ser un buen canal, un padre modelo no es fácil. De hecho es imposible. No comienza poniéndonos de pie, sino arrodillándonos con un gemido de impotencia “Señor ante estas cosas, quién es suficiente”. Sin el nada podemos hacer, pero con Él todo podemos lograr aún el ser un padre excepcional.

3 Atajos en Logos que te ahorrarán tiempo

logos-bible-software-shortcuts

Morris comenta: Después de ser un usuario de Logos por casi 20 años, a veces me olvido de los nuevos usuarios que se suman a la familia de Logos todos los días. Lo que puede ser noticia vieja para un veterano, podría ser el atajo que ahorra tiempo valioso para un novato. Así que este post está dedicado a mostrar algunos de mis accesos directos favoritos, con la esperanza que sea de beneficio para aquellos que van comenzando en Logos y quizá también para los no tan nuevos.

Cerrar todos los paneles

Para cerrar todos los paneles abiertos en Logos:

  • Escribe Cerrar todos en el cuadro de comando (A)

Arrastra Cerrar todos de la lista desplegable (B) a la barra de accesos directos (C)

3Atajos1

3Atajos2

Haz clic en el nuevo icono en cualquier momento que desees limpiar la pantalla.

 

Vista previa de la Comparación de versiones

Para una vista previa de la herramienta de comparación de versiones:

  • Abre un recurso que esté ordenado por versículos como una Biblia o Comentario
  • Navega hasta el versículo deseado (A)
  • Presiona la tecla F7 (algunos teclados requieren que mantengas pulsada la tecla Fn al mismo tiempo)
  • Nota que el versículo en el cuadro de referencia viene de las versiones de Biblia que de antemano haz priorizado (B)

3Atajos3

 

Saltar a un recurso paralelo

Para cerrar el recurso abierto y abrir otro (del mismo tipo) en su lugar:

  • Abre uno de los siguientes tipos de recursos: (A)
    • Biblia
    • Comentario
    • Diccionario Bíblico
    • Devocional

3Atajos4

  • Presiona la tecla de la flecha derecha en el teclado

Observa que el recurso abierto se cierra y otro del mismo tipo lo reemplaza (B)

3Atajos5

Ten en cuenta que si haces clic en el icono de recursos paralelos en la barra de herramientas del panel verás una lista de libros (C) .  Al presionar la flecha derecha en el teclado abre los recursos hacia abajo en la lista, mientras que al presionar la flecha izquierda abre los recursos hacia arriba en la lista.

3Atajos6

Esta es una adaptación al Español del post de Morris Proctor, entrenador certificado y autorizado para Logos Bible Software. Morris ha entrenado a miles de usuarios de Logos en sus seminarios de dos días y proporciona muchos materiales de capacitación (en Inglés).

¿Cómo encontrar casi cualquier cosa en su biblioteca de Logos?

Search-your-logos-library

Un usuario Logos me contactó recientemente con el siguiente escenario:

Estoy haciendo una serie de sermones sobre el tema de la oración. Me gustaría dedicar un mensaje a los obstáculos a la oración. ¿Cuál es la mejor manera de localizar la información de mis libros sobre este tema?

Me gusta mucho este tipo de preguntas porque me permite mostrar una de mis búsquedas favoritas en Logos: Una búsqueda de proximidad con un grupos de palabras.

Antes de mostrar cómo funciona esta búsqueda voy a explicar por qué debe usarla. Si sólo ejecuta una búsqueda de la palabra oración tendríamos un montón de resultados, la mayor parte de los cuales no tienen nada que ver con los obstáculos para la oración. Por otro lado, si hacemos una búsqueda usando la frase obstáculos a la oración, el autor tendría que utilizar la frase exacta para que Logos encuentre un resultado.

Asi que por un lado, el resultado en una búsqueda de palabra es demasiado amplia, pero por otro lado, los resultados en una búsqueda de frase pueden ser muy escasos.  Por lo tanto necesitamos una búsqueda de proximidad que en esencia se convierte en la búsqueda de un “tema”.

Hagamos un prueba:

  • Haga clic en el icono de búsqueda en la parte superior izquierda del programa
  • Seleccione General como el tipo de búsqueda (A)
  • Seleccione Todos los recursos de la lista desplegable (B)

BP1

  • Abra el menú del panel de búsqueda para establecer estas opciones: (C)
    • Desmarque Coincidir mayúsculas / minúsculas (no queremos que la búsqueda sea entre mayúsculas y minúsculas) (D)
    • Marque Coincidir todas las palabras (sí queremos localizar cualquier forma de nuestras palabras) (E)

BP2

  • Coloque este texto en el recuadro de Buscar: (estorbos, obstáculos, barreras) DENTRO 4 PALABRAS (orar,oración,intercesión) (F)
  • Pulse la tecla Enter para generar los resultados (G)
  • Organice los resultados Por recursos (H)

BP3

  • Echa un vistazo a algunos de los resultados en la imagen:
    • ¿Qué estorba nuestras oraciones? (I)
    • Oraciones sin estorbo (J)
    • Un espíritu no perdonador estorbará una vida de oración (K)
    • Si hay disparidades entre los cónyuges cristianos serán estorbadas sus oraciones (L)

BP4

Por favor, tenga en cuenta estas observaciones sobre la consulta de búsqueda:

  • Estamos buscando por cualquier forma de palabras en el primer grupo cuando aparecen dentro de las cuatro palabras de cualquier forma en el segundo grupo.
  • El comando DENTRO 4 PALABRAS debe ser todo en mayúsculas
  • La coma dentro de los grupos es el comando O
  • Escribimos obstáculos y obstaculizar así como orar y oración, por separado, porque Coincidir todas las palabras no las reconoce como formas de la misma palabra.
  • La búsqueda de proximidad solamente funciona con palabras
  • El 4 podría ser cualquier número, pero debería ser pequeño para que las palabras en una  página tengan relación entre sí
  • Sinónimos para obstaculizar van en el primer grupo, mientras sinónimos de oración van en el segundo.
  • Utilice tantos sinónimos como desee en cada grupo, siempre y cuando los separe por comas

Como he mencionado anteriormente, esta es una de mis búsquedas favoritas en Logos. Yo la uso todo el tiempo en mi estudio personal. Con esta consulta, básicamente, crea su propia búsqueda por tópico. Por supuesto, no todos los resultados serán exactamente lo que está buscando, pero en gran cantidad de ellos dará justo en el blanco!

Pruebe esta misma consulta con temas como:

  • Propósito de la adoración
  • Amor al dinero
  • Razón para redención
  • Causa de la adicción

Esta es una adaptación al Español del post de Morris Proctor, entrenador certificado y autorizado para Logos Bible Software. Morris ha entrenado a miles de usuarios de Logos en sus seminarios de dos días y proporciona muchos materiales de capacitación (en Inglés).

Educación Móvil

mobile-ed-logo-spanish-v@3x

Poco nos entusiasma tanto como descubrir nuevas oportunidades para bendecir al pueblo de Dios a través de la tecnología. Hasta ahora, Dios nos ha concedido la fantástica oportunidad de plantar en manos de amantes de la Biblia una herramienta de estudio que los cristianos de antaño jamás hubieran podido concebir. Durante sus once años de existencia, el Software Bíblico Logos ha ayudado a más de 30 mil usuarios que utilizan nuestra herramienta, tanto para preparar estudio bíblicos caseros, sermones y monografías, como para llevar a cabo investigaciones bíblicas que han fundamentado mucha literatura cristiana.

Aunque lo mucho que se ha logrado parece poco, a la luz de otra urgente necesidad de la iglesia: la formación ministerial académica. La educación ministerial, es tan necesitada como las buenas herramientas de estudio. Sin embargo, para el hispano el acceso a esta enseñanza es muchas veces tan deseado como inalcanzable. Solo hay una élite privilegiada con los recursos y el tiempo para encerrarse a piedra y lodo por cuatro años en un buen seminario y aprender a los pies de los Gamaliels de esta época.

Logos tiene la ambición de franquear esta limitación, máxime cuando la tecnología puede revolucionar la enseñanza al igual que lo ha hecho en el estudio de la Biblia. La solución que hemos concebido se llama “Educación Móvil”. Con esta tecnología sacamos el aula de la “jaula” del seminario, y la insertamos en las bibliotecas Logos. De esta forma, abrimos acceso a un aprendizaje de altura académica, en un sistema personal y personalizable. Lo que es más, hemos diseñado el sistema para que los cursos tengan tanto acceso interno (en la computadora, los dispositivos móviles), como externo: mediante ROKU televisión.

¡Imagina las posibilidades! Ahora puedes sentarte a los pies de eruditos de las Escrituras, en la comodidad de tu horario, y con acceso inmediato a las necesidades académicas que más apremiantes sean de tu ministerio.

Para los pastores que no pueden dejar a las ovejas mientras se capacitan, esta es la oportunidad para desarrollarse, y desarrollar a sus líderes seriamente. La Educación Móvil permite seguir una metodología bíblica de desarrollo de líderes dentro de la iglesia y a la vez evita las deficiencias académicas que surgen al no contar con expertos en cada materia dentro de la iglesia.

65181Este mes de Abril, celebramos la apertura de esta tecnología en español con el primer curso de Educación Movil. El Doctor Darrell Bock, catedrático del seminario teológico de Dallas, dicta el curso de Cómo estudiar la Biblia. Este curso representa un semestre completo de contenido condensado en 46 videos, con lecturas suplementarias sugeridas y exámenes interactivos dentro de tu misma biblioteca Logos.

El Apóstol Pablo dijo “…porque todo es vuestro: sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas…”, y asi nos enseña que Dios tiene un gran surtido de maestros dotados para edificar a su Iglesia. La Educación Movíl propone exponerte a un elenco de maestros de gran talla académica y espiritual, para que tu también puedas estar presente en las grandes aulas de estudio bíblico, y bendigas a otros a medida que tú seas bendecido.

Te pedimos que nos ayudes a promover esta educación. Tu reserva de esta pre-publicación nos ayudará a continuar produciendo más cursos académicos. Para animarte a participar, hemos comenzado ofreciendo este primer curso con el 50% de descuento durante sus primeros días en pre-publicación. ¡Pon tu reserva y decide comenzar tu capacitación ministerial este año!

EdMovilFooterAd

Más de 30 mil usuarios y seguimos contando

Las verdad, es que después de los 30 mil, desde los ancestrales días de Libronix hasta la versión 6 actual, hemos perdido la cuenta de la cantidad de usuarios que un día tomaron la decisión de adquirir una Biblioteca Logos. Existen usuarios de una amplia gama, desde el recién convertido, hasta el erudito de las Escrituras; usuarios de todo lugar, desde los Estados Unidos hasta la Patagonia; aún de lugares poco imaginados.

Recuerdo años atrás, una conferencia donde me encontraba en la mesa de venta rodeado de pastores cautivados ante las funciones asombrosas de estudio bíblico de Logos. Entre ellos se acercó un hombre que parecía recién salido de alguna tribu: de tez oscura, atuendo africano. Moví la computadora para incluírlo en la demostración aunque suponía que entendía poco o nada de español. Quedó tan absorto por lo que vió como yo intrigado con su persona. Al terminar de demostrar, rompió el silencio y me preguntó el precio. Nunca me sentí tan mal en dar un dato que sospechaba estaba afuera de sus posibilidades. Quedó pensativo y se marchó sin decir nada. El último día de la conferencia, me asaltó la sorpresa, lo vi abrirse paso entre los interesados y puso en la mesa el importe completo de la Biblioteca Pastoral.  En efectivo. Se despejo mi intriga, era un pastor de Guinea Ecuatorial que hablaba perfectamente español y que necesitaba una solución para llevar una biblioteca al continente africano.

La experiencia reiteró la lección que vemos en aquellos que adquieren una Biblioteca: más allá del precio, ven el valor de la herramienta y los beneficios que redundan a su vida ministerial: por toda una vida de uso.

Esta clase de experiencia es la que nos ha movido a celebrar en abril el Mes del Estudio Bíblico. Para ayudar a muchos a ser parte de esta anécdota, tenemos rebajadas todas las bibliotecas un 15%, PERO SOLO HASTA EL LUNES 2 DE MAYO.

Medita en la posibilidad. Cientos de libros de estudio bíblico serio a tan solo UN PORCENTAJE MÍNIMO DEL VALOR REAL DEL LIBRO. Con el descuento del 15% pagas aún menos. Pero detrás de la etiqueta del precio, está el gran valor de tener la herramienta de estudio de la Biblia más avanzada del planeta a tu servicio, y para el beneficio de las almas a quienes ministras.

Por esto, tal como nuestro amigo de la Guinea ecuatorial, antes de que preguntarte ¿cuánto cuesta?, preguntaré, ¿cuánto vale?

¡Haz clic aquí para conocer la biblioteca recomendada para ti dependiendo de los recursos que ya posees, y saber tu precio personalizado!

bp-lineup

¿Cómo realizar un estudio bíblico usando Logos?

No se cuantas veces intenté preparar un estudio bíblico sin tener éxito. Casi siempre terminaba gastando muchísimo tiempo sin llegar a algo concreto con lo cual pudiera usar como material de enseñanza y para beneficio propio. Cuando descubrí el software bíblico Logos me di cuenta que preparar un estudio bíblico no tiene que ser una tortura, sino un deleite. Y entonces ¿Cómo realizar un estudio bíblico usando Logos? He aquí una guía práctica, eficiente y bíblica de los beneficios Logos.  

1.Escoja el tema o escritura  del cual desea hacer el estudio Bíblico

Desde la paternidad bíblica hasta un estudio de escatología todo está disponible. En este caso el tema será la oración. Para hacer esto escriba en la búsqueda principal la palabra, el tema o el versiculo del cual desea desarrollar el tema. A continuación seleccione buscar en todo (A)

Oracion 1

  1. Investigación profunda y eficiente

Oracion 2La biblioteca inteligente buscará en toda su colección todo lo relacionado con el tema (la oración en este caso) y analizará desde versículos (B), diccionarios bíblicos y comentarios (C) dando los resultados más completos y eficientes que todo maestro de la Biblia desea . También usted podrá seleccionar los versículos en los que quiera profundizar. Toda esta información hará que la búsqueda de contenido para el estudio bíblico sea más facil que nunca.

 

 

 

 

 

  1. La mejor versión son todas las versiones

Esta es una de mis herramientas favoritas de la Biblioteca Logos. Siempre quise tener múltiples versiones de la Biblia una al lado de la otra a sólo un click y ahora es posible. Por ejemplo después de escoger el versículo deseado sobre la oración podemos seleccionar las versiones de la Biblia que deseamos comparar para una mayor comprensión (D).  También si hay alguna version que no está en su biblioteca la puede buscar y agregar aquí: Biblias Logos

oracion 3

  1. Organizar el contenido de manera eficiente.

De las mayores ventajas de la biblioteca logos es la forma sencilla de poder extraer el contenido ya sea de la Biblia, o de algún otro recurso disponible para organizarlo en el documento deseado para el estudio Bíblico.  Por ejemplo en la siguiente imagen he seleccionado el paraje bíblico y usando el click derecho de mi cursor se desplega un menu del cual seleccioné copiar (E). Una vez hecho esto puedo copiar el contenido en el programa de generador de texto como word o pages (en Mac) y hacer lo mismo con el contenido de investigación (F).

Oracion 4
El contenido que ha sido tomado de la biblioteca quedará correctamente citado (G) dando así la credibilidad correcta al estudio bíblico. Y ahorra tiempo ya que no hay que re-escribir nada.

lA ORACION 6

Tener la biblioteca Logos te dará esta facilidad de enfocarte con más tiempo en el estudio y la enseñanza de las verdades bíblicas. ¡Aprovecha que es el Mes del Estudio Bíblico para adquirir o actualizar tu biblioteca Logos! Visita este enlace: http://bit.ly/1WSJW1b

Cómo abrir rápidamente diccionarios bíblicos en Logos

bible-dictionaries-logos

A menudo me preguntan cuál es la mejor manera de trabajar con ciertos tipos de libros como, comentarios, léxicos, diccionarios bíblicos, etc. Así que en el post de hoy, voy a demostrar un método para acceder a sus diccionarios bíblicos. Si usted ha trabajado con el Software Bíblico Logos por un tiempo, ha descubierto que hay muchas maneras de realizar la misma tarea. Este es sólo uno de varios medios para abrir rápidamente un diccionario bíblico.

En primer lugar, va a querer dar prioridad a su diccionario bíblico / enciclopedia favorita:

  • Haga clic en el icono de Biblioteca en la parte superior izquierda del programa
  • Haga clic en el enlace Priorizar en la parte superior derecha de la Biblioteca (A)
  • Escriba este texto en el campo Buscar: Tipo:enciclopedia que muestra todos sus diccionarios bíblicos y enciclopedias (B)
  • De prioridad a su diccionario bíblico favorito arrastrándolo desde la izquierda (C) a la lista de la derecha (le animo a priorizar sus Biblias primero y luego coloque su diccionario bíblico favorito justo debajo de la última Biblia) (D)

Como abrir diccionarios1

  • Cierre la Biblioteca

La mayoría de las veces usted querrá abrir un diccionario bíblico para buscar artículos acerca de palabras en español como Silas, Jericó, redención, etc. Así que aquí está una manera rápida de abrir su diccionario bíblico preferido:

  • Abra su Biblia como la  RVR60 a una ubicación como Hechos 11:19 (E)
  • Haga doble clic en una palabra como Fenicia  (hacer doble clic sobre una palabra es un atajo para ejecutar una búsqueda, Logos lo interpreta como “busca mi palabra en un diccionario”) (F)

Como abrir diccionarios2

  • Observe que su diccionario bíblico priorizado se abre en el artículo sobre su palabra (G)

3

Si un artículo que no es suficiente, aquí está cómo ver rápidamente sus otros diccionarios bíblicos:

  • Haga clic en el icono de recursos paralelos en la barra de herramientas del diccionario (H)
  • Seleccione un recurso de la lista, lo que cierra el recurso abierto en sustitución por el nuevo (I)

4

Por favor, recuerde, usted no tiene que estar en una Biblia para hacer doble clic en las palabras. Trate de hacer doble sobre alguna palabra en cualquier otro recurso.

Esta es una adaptación al Español del post de Morris Proctor, entrenador certificado y autorizado para Logos Bible Software. Morris ha entrenado a miles de usuarios de Logos en sus seminarios de dos días y proporciona muchos materiales de capacitación (en Inglés).